#Bibliotecas de #Murcia: La Biblioteca Regional y la de Cabezo de Torres, dos casos de éxito veraniego

Durante el mes de agosto, llevo varios días visitando dos bibliotecas públicas como usuaria, la Biblioteca Regional de Murcia y la Biblioteca Municipal de Cabezo de Torres (perteneciente al Ayuntamiento de Murcia). En ambos casos, me sorprende ver el uso masivo que de ellas hacen los usuarios. Y todo, a pesar de la reducción de horarios a las que suelen verse sometidas durante los meses de verano, especialmente en agosto. Así, la Biblioteca Regional, durante la primera quincena sólo abre de lunes a viernes, por la mañana, recupera su horario habitual a partir del 16 de agosto; la segunda completa este horario abriendo también los sábados por la mañana;

sala_adultos_cabezo_torresHabitualmente me siento en la planta baja de la Biblioteca Regional, dónde hay un mayor trasiego de usuarios y es posible ver el uso que de ella hacen. Los hay quienes vienen a estudiar, a ocupar las sales de estudio (bastante llenas, por cierto), a coger libros que leer durante unos días, cómics, películas y música… Y también hay quien viene a disfrutar de la Biblioteca, de su Biblioteca, a hacer un uso “ocioso” (en el buen sentido de la palabra). No tienen un propósito definido, pero saben que al pasar la puerta se abre un abanico de posibilidades para emplear su tiempo, entretenidos con las posibilidades que sólo una Biblioteca puede ofrecer de manera integrada: LEER, VER, ESCUCHAR, RELACIONARSE, PARTICIPAR, REIR, LLORAR, GUARDAR SILENCIO…

Pero es que, hoy, que visito la Biblioteca de Cabezo de Torres, veo las mismas reacciones que en la Biblioteca Regional (eso sí, en mayor número). Y la sorpresa me agrada. Hay unas 20 personas en la sala de adultos, 3 de ellas están buscando libros que llevarse a la mente, 1 lee algún periódico en la hemeroteca y otro descansa en el mirador.

Esta Biblioteca fue reformada recientemente (aunque en las fotos de la página de la Red Municipal siguen apareciendo las de las anteriores instalaciones), ampliando la estructura a la planta baja del edificio que ocupa, dedicando la misma a la mediateca y sala infantil. En la primera planta, donde me encuentro, el espacio se ha dividido en cuatro zonas: Materiales (libros, obras de referencia y música), sala de estudio, hemeroteca (con un cartel advirtiendo de que la prensa se encuentra en la “mesa de control”, por los continuos hurtos de revistas) y… el MIRADOR. Se trata de una “zona de descanso”, un estrecho pasillo, a puerta cerrada, con algunos asientos y vista a la calle, donde una puede relajarse un ratito (procurando no molestar a los demás).

sala_adultos_cabezo_torres2Estos, son sólo dos ejemplos, muy claros, de la utilidad de estas instituciones. A pesar del tiempo que se lleva diciendo que las nuevas tecnologías acabarían con su razón de ser (también del libro en papel), de la supuesta falta de interés por parte del ciudadano, de la escasez de recursos (muy bien aprovechados por los bibliotecarios), etc., yo creo la biblioteca hoy, más que nunca, vuelve a brillar como centro neurálgico de la cultura del lugar en que se encuentra. Quizá se deba a esta “crisis económica”, que el empobrecimiento general de la población provoque la vuelta del usuario que ya no puede comprar un libro, periódico o película, ni tener acceso a internet en casa, o simplemente un ordenador… Puede que en parte sea por ello. En cualquier caso, ¡están llenas de gente! ¡están vivas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: